mayo 23, 2024

Los dorados años 2000 con Guardiola

Los dorados años 2000 con Guardiola-fcbutelevision-com

Los dorados años 2000 con Guardiola-fcbutelevision-com

Con la llegada de Pep Guardiola el Barça de Joan Laporta trata de dar un salto al vacío. Se trata de un entrenador sin experiencia en la elite peor con un bagaje sobradamente conocido que lleva al Barça B a la segunda división A tras un apasionante play-off. Pocos son los que no reconocen en el primer Pep Guardiola ese técnico que parece proponer algo distinto. Como dijo Pep Guardiola con posterioridad Laporta acepto el reto que el propio ex-jugador barcelonista le había hecho de atreverse a dar un nuevo rumbo al Barça. Txiqui Begiristain algo tuvo que ver en todo este nuevo rumbo que llevaría al Barça a la excelencia futbolística  convertirse , durante unos años, en una referencia mundial. Los dorados años 2000

Inicio complicado. 

La afición barcelonista reconocía que con Guardiola en el banquillo se habían retomado viejas ilusiones. El Barça se había deshecho de la vieja guardia futbolística en forma de Ronaldinho y Deco y a punto estuvo de deshacerse de Eto´o.  El técnico barcelonista quería darle los galones a un jugador que no acaba de explotar, Lionel Messi. El primer verano fue complicado ya que el astro argentino tenía cita con su selección y el técnico barcelonista no puso impedimento alguno a su marcha.  Con la Liga a punto de comenzar parecía que el Barça estaba lleno de ilusión con nuevos jugadores y viejas ilusiones. El primer partido del Barça era en los Pajaritos de Soria. Se enfrentaba el Barça ante el Numancia y a pesar de hacer un juego muy vistoso y tener más oportunidades que el rival perdieron los barcelonistas por 1-0. Mal empezaba el proyecto barcelonista. El segundo partido más de lo mismo. El Barça que alineo por primera vez a un joven Busquets no pasaba del empate ante el Racing de Santander en el Camp Nou. Comenzaban los murmullos en la grada barcelonista.

Las Ligas del Barça en la Historia

Lo que vino  continuación fueron 7 victorias en Liga, una en copa  y dos en Champions antes de ceder un nuevo empate ante el Basilea en un partido intrascendente. No era solo eso . Se trataba de la certidumbre de que algo grande se estaba gestando. El mejor Barça de la historia estaba comenzando a poner sus pies en el mundo futbol. Un sextete estaba fraguándose. Una Liga ganada a 9 puntos del eterno rival con 87 puntos, una copa ganada ante el Ath Club por 1-4 con aquel sabor de boca de ser los mejores y la guinda con la Champions ganada ante el United de Fergusson el 27 de mayo de 2009 por 2-0 en una exhibición sin igual.

Segunda temporada para completar sextete

La segunda temporada de Pep Guardiola con el Barça comenzaba con el traspaso de Eto´o al Inter de Milán lo que traía al Barça a Ibrahimovic. El Barça se deshacía de hasta 13 jugadores y daba entrada solo a  10 destacando, además del sueco citado anteriormente, a Dani Alves. Esa temporada el Barça hizo el más difícil todavía . Ganó la SuperCopa de Europa ante el Shakhtar Donetsk por 1-0. Anteriormente la SuperCopa de España ante el Ath Club en eliminatoria de ida y vuelta. Ya en diciembre ganó el Mundial de clubs ante Estudiantes de la Plata por 2-1. El Sextete era una realidad.  Posteriormente ganó Liga a tres puntos de los blancos (99 puntos de los barcelonistas) .

La tercera temporada de Pep Guardiola en el Barça, la temporada 2010-2011 se volvieron a conseguir tres títulos. primero fue la SuperCopa ante el Sevilla en partido de ida y vuelta en agosto de 2010. Le siguió la Liga ante el Real Madrid de Mourinho ganando con 4 puntos de diferencia pero con la satisfacción de haber hecho el mejor futbol. La guinda de esa temporada la puso la Champions. Volvía a enfrentarse el Barça al Manchester United. El 28 de Mayo de 2011 con goles de Pedro, Villa y Messi el Barça ganaba a los de Manchester por 3-1 en Wembley.

En la cuarta temporada de Pep Guardiola ganaba el Madrid de Mourinho la Liga a 9 puntos del Barça. Los barcelonistas ganaban La Supercopa de Europa, la Supercopa de España , La Copa del Rey y el Mundial de Clubes. Algo comenzaba a no funcionar en el Barça. Guardiola consciente de ello quiso poner distancias y decidió marcharse del barça aprovechando el cambio de presidencia en el Barça,

Miki Nieto