mayo 23, 2024

Simulacro de futbol en Getafe. Empate a cero

simulacro-de-futbol-en-getafe-empate-a-cero- fcbutelevision-com

simulacro-de-futbol-en-getafe-empate-a-cero- fcbutelevision-com

En una jornada emocionante, el Barça 2023-24, bajo la dirección de Xavi, se presentó ante la temporada con altas expectativas. Enfrente, el Getafe, liderado por José Bordalás, buscaba un papel destacado en la Liga. El partido estuvo lleno de choques, expulsiones, discusiones y un arbitraje cuestionable, cumpliendo las previsiones de los aficionados menos puristas.

El resultado final, un empate a cero, dejó un sabor agridulce en ambos equipos y en los seguidores del fútbol en general.

El Duelo Táctico y los Alineamientos

Xavi sorprendió al presentar un once titular ambicioso, alineando un 4-4-2 que mostraba su determinación por conquistar todos los títulos disponibles. Entre las filas blaugranas, el recién llegado Gundogan se adelantó en la fase ofensiva, brindando su experiencia. Ter Stegen en la portería, Araujo, Koundé, Christensen y Baldé en defensa, Romeu, De Jong y Pedri en el centro del campo, con Gundogan en la avanzada junto a Raphinha y Lewandowski.

Arbitraje Polémico y Decisiones Cuestionables

Desde el inicio del encuentro, quedó claro que el árbitro Cesar Soto Grado no estaba a la altura del partido. El colegiado riojano mostró indiferencia ante las persistentes agresiones de los jugadores del Getafe. Destacó especialmente el comportamiento de Damián, cuya rudeza en el campo desafía los estándares del juego limpio.

En el minuto 6, un claro placaje a Lewandowski pasó sin sanción, marcando la tendencia del arbitraje. A lo largo del primer tiempo, Soto Grado desatendió reiteradas faltas merecedoras de tarjeta amarilla, lo que generó frustración en ambos bandos.

Expulsión Controvertida

La expulsión de Raphinha fue uno de los momentos más controversiales. Cansado de la permisividad arbitral ante las infracciones del Getafe, el jugador brasileño tomó la justicia en sus manos. Aunque su acción fue inapropiada, reflejó la creciente frustración en el campo. Tanto Soto Grado como el VAR actuaron con rapidez en este caso, demostrando su capacidad para tomar decisiones claras y justas.

Un Empate sin Brillo

A pesar de las adversidades, el Barça se mantuvo en la lucha incluso con un jugador menos. Sin embargo, el Getafe optó por una estrategia defensiva y poco atractiva para el espectáculo futbolístico. A lo largo del partido, se evidenció una notable disparidad entre la intensidad de los equipos, contrastando con el juego más suave observado en otras ocasiones.

En la recta final del partido, una polémica decisión arbitral volvió a acaparar la atención. Se pasó por alto un posible doble penalti a favor del Getafe, lo que suscitó nuevas críticas a la labor del árbitro. El resultado final fue un empate a cero que dejó al fútbol escandalizado por el nivel de juego ofrecido en el estadio Alfonso Pérez Muñoz.

En resumen, el partido entre el Barça y el Getafe dejó mucho que desear en términos de juego limpio y espectáculo. Los equipos de Xavi y Bordalás ofrecieron una contienda intensa y llena de controversias, que dejó a los aficionados debatiendo sobre el papel del arbitraje en el fútbol actual.

Miki Nieto