febrero 28, 2024

Ansu Fati réplica de Bojan

El jugador Bojan Krkić formado en la cantera barcelonista ha hecho un repaso a la actualidad barcelonista . El de Linyola de 32 años que actualmente juega en el Visel Kobe de Iniesta comparó su situación con la que esta viviendo Ansu Fati.  A muchos la situación de Ansu fati comienza a parecerles desesperante. Bojan Krkić ´replica de Bojan

Calvario de lesiones

Ambos jugadores comparten que fueron señalados como las grande promesas de la delantera de la cantera que iba a llegar a Barcelona. El de Linyola incluso llegó a renunciar a ser internacional pero su carrera futbolística fue a menos hasta que acabó marchándose por la puerta de atrás. El calvario de las lesiones no le afecto de la misma manera como le esta afectando a Ansu Fati pero si la ansiedad de verse señalado como un símbolo. La ansiedad y la juventud se unieron creando un coctel peligroso que llevó al jugador a abandonar el Barça de lo cual, según entrevistas en diversos diarios, no se ha arrepentido nunca.  Ansu Fati ha sumado a sentirse como un símbolo que además porta la camiseta número 10 de Messi ser considerado por muchos como el delantero más prometedor del futbol español. Algo que une a ambos es la comparativa con Messi.

Su inicio en la selección española atestiguaba que no solo era cosa del Barça. Luis Enrique veía en él un jugador diferencial. Sea por lo que fuere y debido en gran medid a las lesiones, Ansu Fati dista mucho de aquel que tenía una chispa increíble antes de cumplir los 18 años.  Ahora el  canterano vive una situación donde preocupa más que su pelea con el gol el ver que no tiene aquella chispa y atrevimiento qu ele hizo famoso.

Bojan lo vivió en primera persona

El paralelismo entre ambos jugadores esta por ver si se acaba cumpliendo. Solo una salida precipitada de Ansu Fato del FC Barcelona podría cumplir los peores presagios de aquellos que veían en el canterano un valor seguro. Su estado anímico esta condicionando en gran medida su labor en el terreno de juego. No es tan solo la ansiedad sino también el miedo a recaer . Ese miedo atenaza al jugador que teme, una vez más, de una lesión que le ha tenido tanto tiempo apartado de los terrenos de juego.

Dani Piqueras