junio 23, 2024
Cierre de les Corts. Junio 1925-fcbutelevision-com

Cierre de les Corts. Junio 1925-fcbutelevision-com

El Cierre del Campo de Les Corts en Barcelona en 1925: Un Capítulo en la Historia del FC Barcelona

23 de junio de 1925: El Día que Cambió la Historia del FC Barcelona

En la historia del FC Barcelona, el 23 de junio de 1925 es una fecha que se recuerda con especial relevancia. Ese día, el gobernador civil de Barcelona, Joaquín Milans del Bosch, emitió un decreto que tenía repercusiones significativas para el club culé. El FC Barcelona se enfrentaba al cierre de su campo, Les Corts, por un período de seis meses. Esta medida, que prohibía cualquier tipo de actividad, ya fuera deportiva o social, puso al FC Barcelona en una situación de riesgo real de desaparición debido a la insolvencia económica.

El Himno Nacional y la Protesta del FC Barcelona

Cuatro días antes del golpe de Estado que llevó al poder a Primo de Rivera, el FC Barcelona había participado en la conmemoración del 11 de septiembre, una fecha importante para el catalanismo. La diada terminó con fuertes enfrentamientos entre la policía española y los manifestantes catalanes. Esto marcó el inicio de un período de represión contra el catalanismo y cualquier forma de expresión cultural y política en Cataluña.

La alineación del barça que ganó aquel partido por 3-0 al Júpiter fue : Bruguera, Martínez Surroca, Walter, Martí, Bosch, Arnau , Sancho, Sagí Barba, Alcantará, Goiri y Torralba. En la segunda parte entró Solà. Los goles fueron de Martí, Sagi Barba y Alcántara.

El FC Barcelona continuó mostrando su apoyo al catalanismo, lo que lo puso en el punto de mira de las autoridades. Un ejemplo destacado fue la organización de un partido entre el FC Barcelona y el CE Júpiter, que se programó como un homenaje al Orfeó Català, una entidad profundamente comprometida con el catalanismo y fuertemente perseguida por la dictadura de Primo de Rivera. En ese partido, cuando se entonó el himno nacional español, se produjo una sonora pitada por parte del público en protesta contra el régimen. Esta pitada al himno generó una gran indignación en el gobierno y condujo a la clausura del club.

Política y Deporte: Una Mezcla Explosiva

La medida de cierre se debió en gran medida a la dimensión política del club. En ese momento, el FC Barcelona se había convertido en un símbolo del catalanismo y la cultura catalana, y estaba asociado con el republicanismo y el nacionalismo catalán. El gobierno español de Primo de Rivera, que tenía un enfoque autoritario, tomó medidas enérgicas contra cualquier actividad que considerara subversiva. El cierre del estadio del FC Barcelona en 1925 fue una de esas medidas. Sus 1200 socios eran una amenaza política en vistas de su crecimiento.

La Liga de Urruti t´estimo

El episodio es un claro ejemplo de la politización de un club deportivo, ya que el FC Barcelona asumió cada vez más las demandas culturales y políticas del catalanismo en esa época. Esta politización, es decir, la introducción de una dimensión política en la actividad de una organización no política, fue el factor determinante que explica tanto la sanción como el limitado impacto que tuvo en la capacidad económica y deportiva del club.

La Supervivencia del FC Barcelona

A pesar de la dureza de la sanción, el FC Barcelona logró sobrevivir a este período de cierre forzado. La capacidad de una organización para asociar su imagen con valores cívicos, morales o políticos puede ser un factor clave en su ventaja competitiva. En el caso del FC Barcelona, esta imagen política y cultural se convirtió en parte integral de la identidad del club.

Durante ese tiempo, el FC Barcelona cerró la temporada 1924/25 con éxitos deportivos, proclamándose campeón de Cataluña y de España. Socialmente, el club tenía más de 12,000 socios y se había convertido en un estandarte del catalanismo. Este contexto lo convirtió en un objetivo para el gobierno de Primo de Rivera, que veía la identificación del club con el catalanismo como una amenaza.

Un Futuro Incierto

La clausura del campo de Les Corts puso en riesgo la supervivencia económica del club, ya que cortaba su principal fuente de ingresos. La prohibición de jugar partidos implicaba que el club aún tenía que asumir sus obligaciones financieras, como las hipotecas y los salarios de los jugadores de la primera plantilla. La vinculación emocional de los socios con el club y su compromiso con el catalanismo llevaron a muchos de ellos a seguir pagando sus cuotas y realizar donaciones para asegurar la continuidad del club.

A pesar de la grave sanción, el FC Barcelona logró mantenerse a flote y, cuando finalmente pudo reanudar su actividad, su situación económica era más sólida que antes de la sanción. La politización del club, a pesar de los desafíos, fortaleció su imagen y su vínculo con el catalanismo. Su presidente , Joan Gamper, acabó en el exilio donde termino suicidándose.

El cierre de Les Corts en 1925 se convirtió en un capítulo crucial en la historia del FC Barcelona y marcó el camino para la interacción entre el deporte y la política en España, y la continuación de la identificación del club con el catalanismo. Este episodio dejó una huella imborrable en la historia del club y en su relación con la política y la identidad catalana. Son aquellos símbolos que identifican a una afición con su club.

Miki Nieto