Una Champions Llamada Deseo 

Comparte
  •  
  •  
  • 11
  • 1
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Compartidos

 

Con el paso de los días voy recobrando las esperanzas, la ilusión perdida en partidos tan deleznables como contra el Sevilla, Leganés, Español, Osasuna y un largo etc… llegó después el Alavés y volvió ese pequeño resquicio de aire que te inflama los pulmones, sí, ya sabemos que el Alavés no es el Bayern Múnich, pero es innato en el ser humano aferrarse a la esperanza, como Vivien Leigh se aferró a la fé de Blanche Dubois en un tranvía llamado deseo.

Hasta veo que es posible ganar la Champions League, qué vil es la memoria y el corazón del aficionado al fútbol. Parafraseando al escocés John Benjamin Toshack después de un empate del Real Madrid en Copa en el Helmántico de Salamanca, donde dijo que el lunes pensaba cambiar a diez jugadores del once titular, el martes a ocho, el jueves a cuatro, el viernes a dos y que el Sábado terminaban jugando los mismos cabrones de siempre.

Liga de los penaltis y …a por la Champions

Mientras se dio carpetazo a la liga de la pandemia y a la liga de los penaltis a favor del Real Madrid con la complicidad de un banquero en el desfalco de Wall Street y un servil hacedor llamado Bartomeu más preocupado por salvar el aspecto económico que el deportivo y así seguir traficando con jóvenes jugadores brasileños para llenarse las manos con jugosas comisiones, el capitán del equipo daba la cara tanto después del partido contra el Osasuna como en el del Alavés dando su versión de los hechos. Una vez más Messi ejercía de líder y de para golpes del club.

En las primeras declaraciones que fueron explosivas y sin paliativos desmenuzando línea a línea cuáles eran los males del equipo, falta de intensidad, falta de proyecto, falta de convicción a un sistema. Messi había soltado lastre para todos, incluso confirmó que las cosas ya venían torcidas desde Roma y desde Anfield (dedicado a los acólitos adoctrinados). En Las segundas declaraciones Messi rebajó el discurso, pero con unas premisas claras y concisas, hubo una hora y media de autocrítica mirándose cada uno a la cara encerrados en el vestuario del Camp Nou la noche del jueves de marras (solo jugadores).

Catarsis y conjura.

El viernes llegó una reunión entre Messi que lideraba la catarsis del vestuario con Quique Setién al que le explico las cosas a la cara. Se firmó un plebiscito, la tregua de la Champions. Messi ya no quiere más entrenadores al servicio de Bartomeu y su junta directiva, la última fue una llamada de Bartomeu a la vieja guardia entregando la cabeza de Setién en bandeja de plata a cambio de imponer a Kluivert. Messi dijo basta, seguimos hasta el final con Setién, pero hay que recuperar las convicciones, apostar más por la cantera y los chicos de casa, o acaso es casualidad como conectan Ansu Fati y Riqui Puig con el astro argentino…

PD: Los aficionados piden orgullo, yo en cambio solo pido fútbol, ese es el primer paso, recuperar el ADN y la filosofía Cruyff. Nunca más alineaciones con Rakitic, Busquets y Arturo Vidal juntos…

Ricky Sanmartín 


Comparte
  •  
  •  
  • 11
  • 1
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Compartidos
  •  
    13
    Compartidos
  •  
  •  
  • 11
  •  
  •  
  • 1
  •  
  • 1
  •  

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: