La próxima gran perla de Xavi

Comparte

La Masia nunca para. Esta temporada han aparecido figuras del calibre de Pablo Páez GaviraGavi”, Nico González o Alejandro Balde, pero tanto el club como el aficionado siempre están pendientes de lo que vendrá después. Y lo que está llegando es la generación de 2004, una hornada de jugadores rebosantes de talento que llegan de la mano de Gavi e Ilias Akhomach. Este último es la próxima gran perla de Xavi

Eclosión a punto.

Mientras que Gavi se ha abierto camino a pasos agigantados, Ilias va asomando poco a poco, maravillando a quien se interesa por su formación. Todavía está en edad juvenil y, sin embargo, cuando juega con los de su edad muestra una superioridad abrumadora. No en vano ya ha tenido minutos con el B, ha entrenado con el primer equipo y quién sabe, si el COVID no hubiese malogrado su pretemporada, si habría ocupado el sitio de Yusuf Demir en la plantilla absoluta.

Comparaciones

Akhomach, de familia marroquí pero nacido en Hostalets de Pierola, es un diablo sobre el terreno de juego. Zurdo, partiendo desde la derecha, muy habilidoso en espacios cortos y con una habilidad para el regate fuera de lo común. Con esta descripción, a más de uno podría habérsele inundado la cabeza de los mejores recuerdos posibles y, desde lo terrenal, no es descabellado establecer algunas similitudes con el mejor zurdo que ha pasado por Can Barça.

Caradura

Xavier Garcia Pimienta, el entrenador que lo hizo debutar la temporada pasada con el Barça B, lo describió en una sola palabra: “caradura”. Y es que el atrevimiento de “Ili”, como lo llaman sus compañeros, no tiene límites. Cuando el balón pasa por sus botas, la jugada cobra un halo de peligro inminente. Desequilibra, saca de posición a sus defensores, los supera tanto por habilidad como por potencia con un tren inferior más capaz de lo que su físico podría sugerir.

 

En el Barça B

De momento, el joven extremo, que también puede actuar sin ningún problema como interior adelantado, no ha tenido mucho protagonismo bajo las órdenes de Sergi Barjuan. Solamente dos apariciones, ambas como suplente. En cambio, Albert Capellas, interino del B mientras Barjuan hacía lo propio con el primer equipo, sí que le dio alas al canterano. Encadenó dos titularidades en los dos partidos que estuvo bajo el mando de Capellas, y no defraudó.

Ante el Sevilla B, en su segunda titularidad consecutiva, no tardó ni 20 minutos en anotar un doblete. Abrió el marcador en el minuto 5, y él mismo se encargó de doblar la ventaja un cuarto de hora después. Justo ese día, un Xavi Hernández recién llegado centraba todas las miradas en el palco del Johan Cruyff, mientras Ilias, sin saberlo, se ganaba su ticket hacia el primer equipo.

Humildad

Tras el partido, entró en rueda de prensa con una sonrisa de oreja a oreja, consciente de su buena actuación, pero, en lugar de mostrarse arrogante, hizo gala de una humildad impropia de la mayoría de jugadores con su talento. Se reafirmó como jugador del Juvenil, agradeció la confianza del entrenador y se marchó con la misma alegría con la que había entrado. Escasos días después, estaba entre los elegidos por el nuevo entrenador para ejercitarse con los “mayores”.

En el dique seco

Desafortunadamente, unos problemas en el tobillo izquierdo lo frenan ahora de entrar en la dinámica del primer equipo, igual que en pretemporada lo hizo el COVID, pero el barcelonés sabe lo que es perseverar. Él mismo, en el salto del fútbol 7 al fútbol 11, tuvo que salir al Nàstic Manresa a demostrar que estaba hecho para jugar al fútbol. Que estaba hecho para jugar en el Barça. Y el club le volvió a tender la mano. Ahora se encuentra a las puertas del sueño de todo jugador de la Masia, y lo tiene todo para ser el próximo gran referente de los más pequeños.

Daniel Piqueras


Comparte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: