El fiasco se llama Griezmann

Comparte
  •  
  •  
  • 5
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

Partido tras partido se ve que hay un jugador en el Barça que no acaba de encajar en ninuna posición del campo. Al margen de su nula capacidad goleadora, el otro día marco un gol en los últimos 19 partidos de Liga, ver sus movimentos por el terreno de juego es para llevarse las manos a la cabeza. Se me pasa por la cabeza que diriamos de cualquier jugador de la cantera, llámese

Munir o Carles Pérez  por ejemplo , si tuviesen unas estadísticas como las del galo.

Griezmann no encuentra su sitio.

Los aférrimos defensores del galo dicen que el jugador tiene una calidad sinigual demostrada tanto en el Atlético como en la propia selección francesa. nadie lo pone en duda. Se trata de un gran jugador. El grave problema al que se enfrenta en el FCbarcelona es que es un jugador más, un gregario de lujo, pero un gregario.

No creo que el jugador pensase que esta temporada iba a contar con mayor protagonismo ante la supuesta marcha de Messi que , final y felizmente no se produjo. Si es así es ser demasiado presuntuoso pensar en ser un jugador de referencia en el Barça. Lo que si esta claro es que Griezmann no ha jugado bien ni de punta , ni de segundo punta, ni por la derecha ni por la izquierda. Estamos hablando de un jugador que disfruta sus mejores momentos apoyado por un delantero centro de referencia , llámese Giroud en Francia o de Diego Costa en el Atlético. En el Barça los espacios se le reducen al mínimo ya que en un sistema de ataque como el del Barça los espacios se reducen a la mínima expresión y ahí es donde sufre el galo.

Un fichaje de cara a la galeria.

Ya el año pasado cuando se ficho , en algunos círculos, se dijo que era un fichaje innecesario. No se necesitaba un jugador de sus innegables grandes cualidades. Se trata de un jugador que a sus 29 años no va a cambiar su manera de jugar y no encajó ya el año pasado en un sistema de juego 4-3-3 y este año tampoco esta encajando en el 4-2-3-1.

Si no se confiaba en que Dembele pudiera aportar por banda lo que el equipo necesita lo más lógico era haber fichado otro extremo y no un jugador que , siguiendo su trayectoria, ya veías que no encajaba en el sistema de juego del Barça. Había que dar un golpe de efecto y por ello se ficho al galo. Un fichaje de todas todas innecesario.

Cuanto más tiempo pase más se devalua un jugador que debe venderse si o si o arriesgarse a perder toda la inversión sin ningún resultado deportivo.

Daniel C

 


Comparte
  •  
  •  
  • 5
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
  •  
    7
    Compartidos
  •  
  •  
  • 5
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: