Dynamo 0 – Barça 1 “Gol de oro”

Comparte

PRIMERA MITAD

En otra final de Champions para poder pensar en Octavos llegaba la visita a Kiev con necesidad de sumar de tres.

Con las diferentes bajas en la plantilla Sergi Barjuan salía al campo con Ter Stegen; Mingueza, Eric, Lenglet y Alba; Nico, Busi; De Jong, Gavi; Memphis y Ansu.

Los primeros minutos mostraba a un Barça que dominaba el balón y pretendía también hacerlo con el juego y las ocasiones. El equipo se paraba en el campo del Dynamo con intención de presionar muy alto y recuperar rápido.

El Dynamo, igualmente, se mostraba cómodo intentando dormir poder recuperar una contra ya que una vez pasado el mediocampo se podía encontrar mano a mano con Ter Stegen. El primer tiro a puerta llegaba de la mano del Dynamo desde afuera del área que pudo parar Ter Stegen con la pierna.

Llegaba la primera jugada clara del Barça con un balón parado que Lenglet conectaba al palo. Igualmente la jugada quedaba invalidada por fuera de juego del francés. Se acababa el primer tiempo de un partido dominado por el Barça pero con llegadas más claras del Dynamo.

SEGUNDA MITAD

Sin cambios en ambos equipos, salían al campo con las mismas sensaciones que habían demostrado en la primera parte. El Dynamo mejor parado llegaba con contras más claras y el Barça llegaba con centros para las cabezas de Lenglet o el propio De Jong pero con poca efectividad.

Llegaba una jugada dudosa de un bloqueo de la defensa local a un tiro de Ansu que chocaba con su pie y el del defensa que provocando que el árbitro pitara penal pero el VAR lo ayudara a rectificar. Ingresaba Dembele por un Gavi amonestado y de flojo partido.

CENTRA MINGUEZA, VOLEA ANSU. 0 a 1

Luego de una carrera de Dembele mal terminada, llegaba a los pies de Mingueza que desbordaba y centraba para la llegada de un tiro de volea de Ansu que se reencontraba con el gol en Champions.  La entrada de Dembele generaba que el Dynamo tuviera que pensar en otra amenaza del Barça y con tres adelante las contras podían ser letales en el equipo blaugrana.

Lenglet se retiraba con un golpe, amarilla y cansado por el ingreso de un Araujo que volvió al campo. El Dynamo buscaba alternativas para empatar pero las contras eran peligrosas. Memphis no llegaba a conectar y De Jong no terminaba de conectar con los delanteros cuando podía haber asistido a cualquiera de los tres.

El último cambio era el ingreso de Balde de extremo izquierdo por un Ansu cansado pero feliz por el gol de oro. Dembele demostraba que es un jugador diferencial cuando su cuerpo y cabeza están concentrados en el equipo.

Se acababa el partido y con la derrota del Benfica el Barça se ponía segundo del grupo y solo depende de un partido con los portugueses en el Camp Nou.

Figura Cule: Ansu Fati

Diego López

 


Comparte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: