Barça. Una larga travesía por el desierto

Comparte

El Barça se dio ayer de «bruces» con la realidad. Una derrota tan inesperada como posible hizo ver a los aficionados barcelonistas que la llegada de Xavi no va a poder tener resultados inmediatos. Una larga travesía por el desierto espera al Barça

Xavi optimista.

A diferencia de su predecesor al que se le recordara , como entrenador, por aquella mítica frase «es lo que hay», Xavi trata de infundir positividad y ver lo bueno que se hace en cada partido. Es consciente y así lo transmite en cada rueda de prensa de las carencias que ha tenido el equipo en una u otra faceta pero trata de no señalar a ningún jugador a diferencia de Koeman.

Tan solo lleva dos semanas y media y ya se le pide que el Barça de otra cara. El primer partido el equipo fue más contundente y solo se consiguió ganar por la mínima a un Espanyol sometido en todo momento. Ayer, ante el Betis , el Barça vivió tres partidos en uno. El primer cuarto de hora fue un partido donde el Barça sometió al Betis ante una presión alta asfixiante. A partir de ahí se volvió a caer en la inercia de abandonar la presión alta y jugar al intercambio de golpes con un equipo, el bético, muy trabajado. Finalmente la entrada de Dembélé dió el oxígeno final a un Barça que trataba de fiarlo todo a una carta. Al final una contra dió al traste con todo y la primera derrota de la era Xavi ya estaba en el casillero.

Deshacer un mal camino.

No podemos pretender que Xavi consiga en el poco tiempo que lleva lo que en más de 5 años se encargaron de hacer los Valverde y Koeman de turno. A Setién lo dejo a parte porque creo que no se le dejo trabajar y entro a media temporada si bien la derrota humillante ante el Bayern penalizó todo lo bueno que podía haber hecho hasta ese momento.

Valverde por un lado vivió toda su etapa de un dúo de ataque  que le sacaba siempre las castañas del fuego. No había un plan B a la presencia del tridente. baste con ver las cifras goleadoras de Messi y Suárez. La temporada 2017-18 cuando Valverde se hace con un equipo ganador, aunque había perdido la Liga anterior, solo tuvo que seguir la inercia de un equipo ya hecho. Si bien la baja de Neymar fue un duro golpe las cifras goleadoras de Messi y Suárez con 34 y 25 goles respectivamente tapaban todo. Fue el principio del fin con el fichaje de Coutinho y Dembéle. No hay que extenderse más con el Barça de Valverde porque conocido es como los jugadores hacían y deshacían a su antojo.

Koeman

Con Koeman la cosa fue distinta si bien nos estábamos alejando cada vez más del modelo. Valverde había hecho su labor de someterse a los dictados de los jugadores y los sistemas poco valían. Con Koeman y un equipo destrozado el técnico holandés vivió dos momentos. Uno con Messi y otro sin Messi. Hay que decir que en el primer momento vivió de lo que el crack argentina tapaba pero alejándonos cada vez más de nuestro ADN. Ya sin Messi y sin plan táctico lo de Koeman era cuestión de tiempo. Se le veían las costuras por todos los lados.

Ahora Xavi ha de retroceder en el tiempo con jugadores que ya no están y volver al último Barça de Luis Enrique. Un Barça reconocible que podía perder o ganar pero que tenía señas de identidad. Xavi ha de hacerlo además con una plantilla que no ha hecho y en la que muchos jugadores no le sirven para su plan táctico. En resumen nos queda una larga travesía por el desierto para rehacer lo que casi 5 años de mandato de Bartomeu consiguió deshacer.

Carlos Gutiérrez

El reto de Koeman

Xavi da el SI al Barça


Comparte

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: